MUDÁ DEL PASO DE MISTERIO A LOS TALLERES DE LOS HERMANOS CABALLERO

En la tarde noche del martes 4 de junio, se realizó una especial "mudá" desde nuestro almacen de la calle José Cruz Auñón, a los talleres de los Hermanos Caballero González, que se encuenta en el Poligono Industrial de San Jerónimo. Los costalero de Manuel Vizcaya fueron los encargados de realizarlo, con la salvedad que desde San Jacinto a San Jerónimo fue llevado por un camión especial. Todo ello para la realización en los talleres de los reconocidos hermanos de una nueva parihuela. Momentos antes, en nuestras dependencias se firmó el contrato entre la Hermandad y los tallistas-carpienteros antes mencionados.
 
 

LA PARIHUELA NUEVA SERÁ DE PINO DE FLANDES

 
 

En la tarde noche del pasado día 4 de Junio, se procedió al traslado del paso de misterio al taller de los Hemanos Caballeros para la realización de una parihuela nueva.

Esta nueva parihuela viene a resolver los problemas estructurales de la actual, que combina la madera con tirantes de acero y que presenta un estado deficiente que no aconseja, según los informes técnicos emitidos al efecto, ni siquiera su reparación. Así mismo, la actual parihuela está configurada de tal manera que la canastilla del paso que tallara D. Antonio Martín se encuentra soportando todo el peso del monte e imágenes del misterio, con el consiguiente perjuicio para la referida canastilla, cuestión ésta que quedará solucionada con la nueva parihuela como más adelante se explicará.

El traslado se hizo con nuestros hermanos costaleros desde el almacén hasta la zona peatonal de la calle San Jacinto, donde estaba esperando un camión para el posterior traslado al taller. Una vez llegado a dicho taller, se procedió a bajar el paso del camión nuevamente por nuestros hermanos costaleros, quienes lo dejaron en el interior mismo.

La nueva parihuela para el paso de misterio, que vendrá a sustituir a la actual, se realizará en madera de pino de Flandes “comocae”, con las trabajadoras regulables en altura. Dispondrá de cuatro zancos abatibles en las esquinas, con refuerzos metálicos en las bases, más dos zancos desmontables en los centros de los costados.

En el interior de la canastilla se construirán unos bastidores en madera de Pino de Flandes, con unas piezas transversales que coincidirán con cada trabajadora, los cuales llevarán unos tanganillos o puntales, que servirán para que dicha canastilla no soporte peso alguno.

Una vez finalizada la obra, se procederá al pasado y acople, tanto de la canastilla como de los respiraderos a la nueva parihuela.

 

 
     
     
     
     
     
     
     
 
     
     
     
     
     

Texto: Antonio Espinosa Consuegra y Sergio Cornejo Ortiz

Fotos: Comunicación

 

 

 
Bookmark and Share
subir