Trianero del Año: Jose Antonio Navarro Arteaga

El inicio de la Velá está ya próximo, podemos tocarlo con las manos, su primera actividad, organizada por la Hermandad, ha sido la Carrera de la Milla, y el próximo domingo 21 de Julio tendremos el Pregón y la entrega de reconocimientos para personas y entidades de nuestro viejo arrabal. Ya la lista es larga, pero desde este domingo, añadiremos a la misma un hermano de la Estrella más, D. Jose Antonio Navarro Arteaga. Ya veís que mejor no puede empezar nuestra histórica Velá de Triana, la Feria Chica. Enhorabuena.
 

Artista reconocido, hermano de la Estrella y profeta en su tierra

 

El próximo domingo día 21 de julio,  nuestro querido hermano Jose Antonio Navarro Arteaga será reconocido por las gentes del barrio que lo han  visto nacer,  pues  recibirá el galardón de Trianero del Año.

José Antonio es hermano de nuestra corporación desde su niñez y por tanto, éste  nombramiento llena de alegría también a nuestra Hermandad.

Nació en el sevillano barrio Voluntad en 1966,  Trianero de pro es uno de los más firmes valores de la imaginería procesional andaluza del siglo XX y, por supuesto, uno de los grandes imagineros del Tercer Milenio.

Su emprendedora personalidad artística y su capacidad para conjugar la síntesis de los grandes maestros del pasado con la técnica de los modernos, hacen que sus cualidades vayan confluyendo en una obra importante y llena de carácter, donde el sentido del movimiento y la serenidad van reflejándose en cada una de sus obras.

La obra de Jose Antonio es muy extensa y de una calidad tan reconocida que su fama traspasa fronteras encontrando trabajos suyos en importantes capitales de Europa y Latinoamerica.

En nuestra hermandad ha tenido la oportunidad  de dejar muestras de su arte y profesionalidad en una importante parte de nuestro patrimonio, participando tanto en obras de carácter mayor como en otras mas sencillas.

Sus primera aportación la realiza con el Via Crucis que aparece en nuestra capilla, conjunto preciosista de catorce cartelas en terracota policromada. En todas ellas, la rotundidad de los tipos se integra en relieves pictóricos cuya complicación  de planos enaltece el potencial dramático y expresivo de unos personajes  apasionados muy en la línea de Luis Ortega.

En el año 1993 se incorpora al retablo de Nuestro Padre Jesús de las Penas, en concreto a una de sus hornacinas laterales., la imagen de Santa Elena,  descubridora del Santo Madero de la Cruz e impulsora de su devoción.

José Antonio  la realizó  en madera policromada, de unos 80 centímetro de altura, con ricos estofados de oro en sus ropajes, en ella destaca especialmente la dulzura de su rostro, dulzura que convierte en amor a Cristo la veneración a  la Santa Cruz.

Nuestro hermano participa también de manera destacable en la coronación de Maria Santísima de la Estrella pues a sus manos,  y a su amor a ésta su  bendita madre, se deben las pequeñas esculturas en marfil que forman parte de la Corona.

Con posterioridad Jose Antonio vive a nuestro lado la conmemoración del 350 aniversario de la ejecución de la talla  de Nuestro Padre Jesús de las Penas, para la cual realiza el cartel conmemorativo.

Para  las distintas Juntas de Gobierno que han regido nuestra hermandad  Jose Antonio Navarro ha sido el "escultor de cabecera",  la persona cercana a la que encomendar ilusiones, proyectos, o trabajos que aunque pequeños son importantes ( cruz del paso de Cristo, modelado de los angelitos que coronan los varales etc... ).

En el verano del año 2011 y en el incomparable compás del Convento de la Paz comenzó a labrarse la idea de la que ha sido la gran aportación de nuestro querido Jose Antonio al patrimonio reciente de la Hermandad, la imagen del Beato Juan Pablo II.

En dicho compás la hermandad  de la Sagrada Mortaja organiza todos los años  una convivencia entre las hermandades que forman parte del programa de niños bielorrusos, y allí se produjo el encuentro casual entre Navarro, su encantadora esposa Virginia, y varios miembros de la Junta de Gobierno de nuestra hermandad. Allí  mismo surgió la idea de la imagen del beato, su postura, su expresión, y su  fuerza estaban ya desde ese mismo momento en la cabeza de Jose Antonio, que supo comprender desde el primer momento la importancia del encargo, y la responsabilidad que en él recaía, ya que se trataba de poner a disposición de la Iglesia de Sevilla una imagen que debía de infundir devoción, aún cuando ya todos teníamos en nuestra cabeza la imagen  en vida del Beato  Juan Pablo II.

Posteriormente vendrían los contratos, la dificultosa ejecución, las ilusionantes visitas a su taller para ir viendo crecer golpe a golpe la imagen, pero la obra ya estaba creada, en su cabeza, y en su corazón la escultura del beato ya estaba interiorizada,  ya formaba parte de su vida.

En su realización ha puesto su técnica genial, y su fuerza, dotando la escultura de una enorme expresividad. Cuando entramos en la capilla su imagen nos acoge y nos prepara para tener  la sensación de sentirnos escuchados, de manera que si acudimos a ella con sensación de soledad o apesadumbrados por los problemas  cotidianos, rápidamente su mirada cercana nos relaja y reconforta.

José Antonio es un escultor muy reconocido, y ha sido ya premiado en múltiples ocasiones pero estamos seguros  de que el galardón que ahora se le entrega  es para él muy especial ya que su sentimiento trianero le aflora, es consustancial a su carácter, y ello es tanto así , que con motivo de la peregrinación que nuestra Hermandad realizó a Roma en el año 2010, con motivo del 450 aniversario de la fundación, el rato en el que lo noté  más feliz, fue en el Trastevere, la Triana de Roma..

 Enhorabuena Jose Antonio.       

 
     
     
     
     
     
     
     
     
     

Texto: Manuel González Moreno

Fotos: Javier Jiménez yArchivo Comunicación

 

 

 
Bookmark and Share
subir